CANTEMOS LA PALABRA SALVAJE Y EL MISTERIO


No encontrarás aquí técnicas, recetas o instrucciones.
Sólo quiero acompañarte en un espacio que me resulta placentero transitar:
EL ESPACIO DE LAS PALABRAS.
Palabras que pueden crear otras realidades, palabras que rescatan brumas y silencios de nuestro inconciente,
palabras para sanar, despertar y abrir infinitas puertas,
palabras que en tu mano se vuelven gritos o canciones,
palabras que son el eco de todas las mujeres que nos precedieron,
palabras chamánicas que derriten miedos,
palabras para parirnos como mujeres nuevas.
Hoy como Dadoras de Vida, de Placer y de Sabiduría nos reconocemos Mujeres Sagradas.
Tenemos así la oportunidad de RENOMBRAR nuestro universo femenino para darle el significado real que encierra desde siempre y que siglos de cultura patriarcal han opacado o destruido.
De nosotras pueden nacer las palabras que nos curen, nos incendien y transmuten.
Hemos sido víctimas de palabras de otros que fueron usadas para engañarnos, someternos y teñir lo femenino de oscuridad y miedo.
Acaso cuando escuchas la palabra "menstruación" no evocas un desierto solitario, dolores grises, pero si en cambio te susurro: "Estoy con mi luna roja"
¿No sientes como yo la fuerza del universo que se precipita cada mes en nuestros cuerpos?
Luna roja.
Luna de sangre dadora de vida.
Luna de bruja poderosa.
Luna de sabio viaje interior.
Luna de rojizos atardeceres, que bañan mi cuerpo de fluídos profundos.
Luna roja.
Y entonces estoy aquí, para proponerte que renombremos nuestra historia de Evas sin nombre. 
Para que juntas busquemos las palabras que coloreen nuestro mundo sin culpas ni pecados.
Para que re-nombremos nuestro cuerpo y el de Ellos, para que re-signifiquemos el parir con alegría y nuestros cuerpos se colmen de seres y de flores.
Mi vagina amapola.
Mi útero de peces.
Mi orgasmo enredadera.
Agitemos palabras como hojas y llenemos de alma nuestros pasos por la tierra.
Cantemos la palabra transformadora, la poesía salvaje y el Misterio.
 
©Germana Martin

La bella imagen es de Gioia Albano.
http://www.albanogioia.com/
¡Muchas gracias!

LA PALABRA CHAMÁNICA: Propuesta de los Talleres de Autoconocimiento y Creatividad Femenina


Es en nuestro corazón salvaje, nutrido de ancestrales mensajes, donde podemos encontrar respuestas y otras visiones de la realidad.
Desde el núcleo del Yo instintivo, desde ese lugar de nuestra psique, lograremos conectarnos con la Fuerza Vital que nutre nuestra Creatividad y nuestra Sabiduría Femenina, para plasmar con nuestras propias palabras un mundo que nos refleje como mujeres nuevas.
De allí, el poder chamánico de la palabra, que se vuelve puente entre nuestros egos y ese nudo instintivo de energía primordial que nos abre todas las puertas para la transformación y la magia.
Y nace entonces la palabra como transformadora de la realidad y de mí misma; la palabra como puente que nos une con lo desconocido, lo inconsciente, lo negado, lo oculto, lo no dicho, lo temido, lo soñado.
Este acto creativo de la escritura se vuelve un acto sagrado, descubriéndose como un proceso de gestación pleno, desde lugares desconocidos de placer y fecundidad.
Es la palabra creadora, sanadora, chamánica, la que nos permitirá expresarnos, crear y recrear nuestro mundo, para parirnos con un alma, salvaje y libre.




Es a partir de contactarnos con narraciones, poemas, imágenes, música y vivencias vinculadas con nuestra esencia femenina como podremos llegar a nuestro mundo subterráneo, donde se encuentra la Mujer salvaje. Es ella la que despliega todas nuestras fuerzas femeninas, la que nos enfrenta con el misterio de ser nosotras misma y nos acerca a la realidad con una nueva mirada, una mirada de Loba Sabia. Entre otras propuestas recorreremos los siguientes temas:
-El reencuentro con la naturaleza instintiva femenina: Recuperar la Mujer Salvaje, la Voz de la que sabe.
-El útero como lugar sagrado para nuestra sexualidad. El útero como lugar fecundo para la creación. Visualizaciones. Resignificación de las palabras que nos conectan con el placer, con el deseo, con nuestro cuerpo.
-El depredador natural de la psique femenina, el boicoteador que todas llevamos dentro.
-La ciclicidad femenina y sus portales: menarquia, sexualidad, embarazo, parto, menopausia.
-El vínculo de pareja, el amor. Las transformaciones, renacimientos y muertes en cada relación. El miedo, la huida, el compromiso.
-Sanar la herida original con nuestra madre y nuestro linaje femenino.
-La búsqueda de la manada, la aceptación de ser diferentes.-El círculo de mujeres como espacio de encuentro, creatividad y sanación.
¡Y todo aquello que nazca del encuentro entre nosotras, del intercambio de las experiencias vividas por cada una, dejando fluir los viajes interiores y lejanos de nuestras almas sedientas de libertad, sueños y naturaleza!

¡Será un placer que integres el taller de Palabra Chamánica!
¡Un abrazo de lunas!

Germana

Arte: Atiyeh Zeighami