RECUPERAR TU ESPÍRITU por Donna Eden

No es sencillo recuperar el espíritu que perdimos hace tiempo, no sólo debido al auténtico dolor que experimentamos en su momento, sino también a que el hecho de permanecer en recuerdos llenos de ira o amargura puede convertirse en un hábito. Es tan fácil que nuestro espíritu regrese a donde hemos enterrado nuestro pasado que la conciencia no capta su energía y al final simplemente nos advierte de que nuestro espíritu se ha instalado en el pasado.
Así, al cabo de un tiempo, ni siquiera tenemos que activar de forma consciente nuestro pasado traumático; se activa automáticamente.
El proceso para devolver esta energía al presente empieza por realizar algunas modificaciones en nuestra conciencia y nuestro vocabulario; dicho de otro modo, debemos ser más listos que nuestro pasado. 
❋Aprende a tomar conciencia, con tanta frecuencia como sea posible, de lo que estás pensando y dónde inviertes tu energía. 
❋Cuando te percates de que has vuelto a sumirte en un recuerdo oscuro, ordena a tu energía que regrese al momento presente diciendo: «Me niego a seguir avanzando en esa dirección. Abandono ese camino de una vez por todas.»
No es necesario que te pongas a gritar de rabia ni a aporrear los cojines del sofá. Puedes desprenderte de esos recuerdos con un toque de humor, con frases como: «¡Otra vez tú! ¡Largo de aquí! No tengo tiempo ni ganas de seguir pensando en ti.»
❋Anímate y no dejes que tu pasado te intimide. Deja de otorgarle poder aferrándote a la idea de que las cosas debieron y pudieron haber sido distintas. Eso no tiene ningún sentido.
❋Cuando adquieras un mayor control sobre tus pensamientos, trata de modificar tu vocabulario. Al referirte a tu vida, procura utilizar el tiempo presente. Ello no significa que no debas evocar tu pasado, pero acostúmbrate a recordar sólo los momentos felices. 
❋Cuando alguien te pregunte cómo estás, responde de modo positivo; ése debe ser tu punto de partida. 
❋Si estás tratando de resolver una crisis que has experimentado recientemente, compártela con otra persona, pero no te recrees en ella. Si el incidente te recuerda «las numerosas ocasiones en que me ocurrió esto», puedes evocar estos momentos si y sólo si estás dispuesta a descifrar el esquema que persiste en tu interior y que desencadena esos recuerdos, y romperlo.
❋Si, después de tu peregrinaje por los recuerdos de tu pasado, emerges sintiéndote una víctima, diciendo «es inútil, haga lo que haga estoy condenada al fracaso», eso significa que no has comprendido el significado de recuperar tu espíritu. Si deseas resolver los traumas de tu pasado debes «viajar por el tiempo» con el sincero propósito de localizar y romper esos esquemas reiterativos, y percatarte de lo que debes aprender en esta vida.

Donna Eden
Medicina Energética
Arte: Imagen tomada de la Web se desconoce su autoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus huellas...