CANTEMOS LA PALABRA SALVAJE Y EL MISTERIO


No encontrarás aquí técnicas, recetas o instrucciones.
Sólo quiero acompañarte en un espacio que me resulta placentero transitar:
EL ESPACIO DE LAS PALABRAS.
Palabras que pueden crear otras realidades, palabras que rescatan brumas y silencios de nuestro inconciente,
palabras para sanar, despertar y abrir infinitas puertas,
palabras que en tu mano se vuelven gritos o canciones,
palabras que son el eco de todas las mujeres que nos precedieron,
palabras chamánicas que derriten miedos,
palabras para parirnos como mujeres nuevas.
Hoy como Dadoras de Vida, de Placer y de Sabiduría nos reconocemos Mujeres Sagradas.
Tenemos así la oportunidad de RENOMBRAR nuestro universo femenino para darle el significado real que encierra desde siempre y que siglos de cultura patriarcal han opacado o destruido.
De nosotras pueden nacer las palabras que nos curen, nos incendien y transmuten.
Hemos sido víctimas de palabras de otros que fueron usadas para engañarnos, someternos y teñir lo femenino de oscuridad y miedo.
Acaso cuando escuchas la palabra "menstruación" no evocas un desierto solitario, dolores grises, pero si en cambio te susurro: "Estoy con mi luna roja"
¿No sientes como yo la fuerza del universo que se precipita cada mes en nuestros cuerpos?
Luna roja.
Luna de sangre dadora de vida.
Luna de bruja poderosa.
Luna de sabio viaje interior.
Luna de rojizos atardeceres, que bañan mi cuerpo de fluídos profundos.
Luna roja.
Y entonces estoy aquí, para proponerte que renombremos nuestra historia de Evas sin nombre. 
Para que juntas busquemos las palabras que coloreen nuestro mundo sin culpas ni pecados.
Para que re-nombremos nuestro cuerpo y el de Ellos, para que re-signifiquemos el parir con alegría y nuestros cuerpos se colmen de seres y de flores.
Mi vagina amapola.
Mi útero de peces.
Mi orgasmo enredadera.
Agitemos palabras como hojas y llenemos de alma nuestros pasos por la tierra.
Cantemos la palabra transformadora, la poesía salvaje y el Misterio.
 
©Germana Martin

La bella imagen es de Gioia Albano.
http://www.albanogioia.com/
¡Muchas gracias!

LA PALABRA CHAMÁNICA: Propuesta de los Talleres de Autoconocimiento y Creatividad Femenina


Es en nuestro corazón salvaje, nutrido de ancestrales mensajes, donde podemos encontrar respuestas y otras visiones de la realidad.
Desde el núcleo del Yo instintivo, desde ese lugar de nuestra psique, lograremos conectarnos con la Fuerza Vital que nutre nuestra Creatividad y nuestra Sabiduría Femenina, para plasmar con nuestras propias palabras un mundo que nos refleje como mujeres nuevas.
De allí, el poder chamánico de la palabra, que se vuelve puente entre nuestros egos y ese nudo instintivo de energía primordial que nos abre todas las puertas para la transformación y la magia.
Y nace entonces la palabra como transformadora de la realidad y de mí misma; la palabra como puente que nos une con lo desconocido, lo inconsciente, lo negado, lo oculto, lo no dicho, lo temido, lo soñado.
Este acto creativo de la escritura se vuelve un acto sagrado, descubriéndose como un proceso de gestación pleno, desde lugares desconocidos de placer y fecundidad.
Es la palabra creadora, sanadora, chamánica, la que nos permitirá expresarnos, crear y recrear nuestro mundo, para parirnos con un alma, salvaje y libre.




Es a partir de contactarnos con narraciones, poemas, imágenes, música y vivencias vinculadas con nuestra esencia femenina como podremos llegar a nuestro mundo subterráneo, donde se encuentra la Mujer salvaje. Es ella la que despliega todas nuestras fuerzas femeninas, la que nos enfrenta con el misterio de ser nosotras misma y nos acerca a la realidad con una nueva mirada, una mirada de Loba Sabia. Entre otras propuestas recorreremos los siguientes temas:
-El reencuentro con la naturaleza instintiva femenina: Recuperar la Mujer Salvaje, la Voz de la que sabe.
-El útero como lugar sagrado para nuestra sexualidad. El útero como lugar fecundo para la creación. Visualizaciones. Resignificación de las palabras que nos conectan con el placer, con el deseo, con nuestro cuerpo.
-El depredador natural de la psique femenina, el boicoteador que todas llevamos dentro.
-La ciclicidad femenina y sus portales: menarquia, sexualidad, embarazo, parto, menopausia.
-El vínculo de pareja, el amor. Las transformaciones, renacimientos y muertes en cada relación. El miedo, la huida, el compromiso.
-Sanar la herida original con nuestra madre y nuestro linaje femenino.
-La búsqueda de la manada, la aceptación de ser diferentes.-El círculo de mujeres como espacio de encuentro, creatividad y sanación.
¡Y todo aquello que nazca del encuentro entre nosotras, del intercambio de las experiencias vividas por cada una, dejando fluir los viajes interiores y lejanos de nuestras almas sedientas de libertad, sueños y naturaleza!

¡Será un placer que integres el taller de Palabra Chamánica!
¡Un abrazo de lunas!

Germana

Arte: Atiyeh Zeighami 

¿POR QUÉ HE CREADO MIS TALLERES A DISTANCIA? por Germana Martin


Muchas veces me he preguntado por qué me he dedicado a crear -desde el cuerpo, las emociones, las ideas y el alma- estos espacios de encuentro con mujeres que habitan lugares tan lejanos, de edades tan diferentes, pertenecientes a culturas tan diversas y, por sobre todo, con historias de vida tan únicas e irrepetibles: mujeres de profundos y nutricios universos. ¿Cuál es la finalidad, el destino y el significado de mis talleres? Hoy tengo algunas respuestas que me gustaría compartir contigo. He creado estos talleres:

- Porque todas necesitamos reencontrarnos con nuestra profunda sabiduría femenina, con ese conocimiento ancestral que todas atesoramos y es parte de nuestro linaje, para sentirnos enteras, sin frustraciones, sin huecos de soledad o descontento, sin la penosa sensación de no saber quiénes somos o hacia dónde vamos.
- Porque las mujeres tenemos desiertos de dolor por sanar en nuestros cuerpos, porque las cicatrices deben florecer, porque el sufrimiento tiene que transmutarse en alas, porque renacer es posible una y otra vez.
- Porque todas necesitamos descubrir y aceptar nuestra propia sombra, nuestros miedos, nuestras dudas, nuestro lado oculto y, para ello, es bueno estar tomadas de la mano del saber y del amor de otras mujeres, de aquellas mujeres-espejo que nos reflejan y nos ayudan a comprender, transformar, aceptar, perdonar, soltar.
- Porque nuestra creatividad, nuestra intuición y nuestro saber más instintivo son las mejores herramientas que tenemos para conocernos, crecer, transformar nuestra vida y estar más cerca de todo lo que amamos cada día.
- Porque recuperar nuestras palabras, nuestra voz, nuestro coraje es el camino para decirnos y re-nombrarnos desde un lenguaje diferente y propio de nuestra naturaleza femenina, lejos de la desvalorización, la negación y el ocultamiento al que hemos sido sometidas.
- Porque en cada taller que he creado mi intención ha sido abrir una puerta a una nueva mirada de tu "ser mujer": más plena, más libre, más sana, más creativa, más auténtica.
- Porque somos nosotras quienes podemos gestar una nueva y poderosa realidad de sueños y alegría compartida.
- Porque, por sobre todo, quiero acompañarte en la más valiente, sincera y profunda aventura femenina: ¡Parirte a ti misma desde el amor, la creatividad y la confianza!
¡Un cálido abrazo para todas!


Germana Martin
Creadora y Coordinadora de la red Mujeres en Círculo y de los Talleres de Autoconocimiento y Creatividad Femenina Palabra Chamánica.

¡ESTÁ INICIANDO EL AÑO Y ES UN BUEN MOMENTO PARA QUE PIENSES EN TI!

TALLERES DE AUTOCONOCIMIENTO Y CREATIVIDAD FEMENINA creados y coordinados por GERMANA MARTIN

Porque todas necesitamos reencontrarnos con nuestra profunda sabiduría femenina, con ese conocimiento ancestral que todas atesoramos y es parte de nuestro linaje, para sentirnos enteras, sin frustraciones, sin huecos de soledad o descontento, sin la penosa sensación de no saber quiénes somos o hacia dónde vamos.
Porque las mujeres tenemos desiertos de dolor por sanar en nuestros cuerpos, porque las cicatrices deben florecer, porque el sufrimiento tiene que transmutarse en alas, porque renacer es posible una y otra vez.
Porque todas necesitamos descubrir y aceptar nuestra propia sombra, nuestros miedos, nuestras dudas, nuestro lado oculto y, para ello, es bueno estar tomadas de la mano del saber y del amor de otras mujeres.
Porque nuestra creatividad, nuestra intuición y nuestro saber más instintivo son las mejores herramientas que tenemos para conocernos, crecer y transformar nuestra vida.
Por todo ello...


¿TE GUSTARÍA REGALARTE ALGO QUE SEA ESPECIAL PARA TI, QUE TE CONECTE CONTIGO MISMA, CON TU ESENCIA Y CON TU SABIDURÍA FEMENINA?

Para que puedas concretar tu deseo, quiero brindarte una nueva oportunidad que te permitirá aprovechar la Promoción Especial de Inicio de Año de mis Talleres de Autoconocimiento y Creatividad Femenina, hasta el día 31 de enero.

¡QUEDAN POCOS DÍAS! ¿TE LA VAS A PERDER?

Los talleres disponibles son:
«El regreso a mí misma. De crisálida a mariposa»
«Desde el útero. Escribir con el cuerpo»
«Sanar la herida con la madre: Un retorno a la esencia femenina»
«Ludmila y sus Lunas. Taller Iniciático para acompañar a las niñas en el portal de la menarquia»
«Menopausia: Un Camino hacia la Plenitud»

A distancia y en Modalidad Libre, para que puedas realizarlos en tu computadora y sin moverte de tu hogar, sin importar el lugar del mundo en que te encuentres, siguiendo tus propios ritmos, deseos y necesidades.
Cada taller cuenta con el siguiente Material de Trabajo (que recibirás por correo electrónico):
- 1 Cuaderno/Taller (archivo pdf).
- 1 Cuadernillo de Lecturas Complementarias (archivo pdf).
- La Música que acompañará las actividades (archivos mp3).


PRECIOS 
Vigentes hasta el 31 de enero de 2017

1 (UN) TALLER (a elección):
Argentina: 400 pesos argentinos ($400,00.-).
Europa: 30 euros (€30,00.-).
América y Resto del Mundo: 35 dólares estadounidenses (u$d35.00.-).

PACK DE 2 TALLERES (a elección):
Argentina: 600 pesos argentinos ($600,00.-).
Europa: 45 euros (€45,00.-).
América y Resto del Mundo: 50 dólares estadounidenses (u$d50.00.-).


PACK DE 3 TALLERES (a elección):
Argentina: 800 pesos argentinos ($800,00.-).
Europa: 60 euros (€60,00.-).
América y Resto del Mundo: 70 dólares estadounidenses (u$d70.00.-).

PACK DE 4 TALLERES (a elección):
Argentina: 1.100 pesos argentinos ($1.100,00.-).
Europa: 80 euros (€80,00.-).
América y Resto del Mundo: 95 dólares estadounidenses (u$d95.00.-).

PACK DE 5 TALLERES (los 5 disponibles):
Argentina: 1.400 pesos argentinos ($1.400,00.-).
Europa: 105 euros (€105,00.-).
América y Resto del Mundo: 120 dólares estadounidenses (u$d120.00.-).

¿Cómo se realiza el pago?
Argentina: mediante depósito o transferencia bancaria.
Europa, América y Resto del Mundo: a través de PayPal o Western Union.

Para obtener información detallada sobre el contenido de los talleres y su metodología de trabajo, así como la forma de acceder a los mismos, escribe a:
palabrachamanica.info@gmail.com
Por favor, indica tu nombre y país de residencia, además del nombre del taller o los talleres de tu interés.

¡Me encantará que iniciemos juntas este año acompañándote en la más valiente, sincera y profunda aventura femenina: parirte a ti misma desde el amor, la creatividad y la confianza!
¡Un cálido abrazo!
 

🌺Germana Martin🌸
Creadora y Coordinadora de Talleres de Autoconocimiento y Creatividad Femenina - Mujeres en Círculo

Arte: Tascha Parkinson

HA SIDO UN AÑO DURO por Germana Martin


Ha sido un año duro aquí en las tierras del sur como intuyo pudo haber sido en las otras direcciones de la Madre Tierra y, sobre todo, en los corazones de muchas de ustedes.
He pasado muchos meses bien adentro, en mi cuerpo-caracola, en mi cuerpo-nido, sanando.


Aquí yo. Aquí mi cuerpo.
Mi pierna, mi rodilla, mi muslo.
Anudados, rígidos, acorazados.
Me camino hacia dentro.
Cuerpo redondito y tibio
que se escabulle, que se escapa.
Debajo de la piel
se entrelazan y enredan mis emociones.
Se tejen heridas de otros tiempos.
Las escucho, las renazco
Hoy hago nido en mí.
Universo íntimo y solitario.
Me arrullo y me cobijo.
Me abrazo a mí misma.
Me amo y sano.


En lo personal siempre recordaré este año, 2016, como uno de los más intensos y transformadores para mí.
He vivido un profundo proceso de sanación física, emocional y espiritual a partir de la inmensa oportunidad que me ha regalado una lesión en mi pierna. No ha sido grave pero lo suficiente como para detener la marcha y mirar hacia dentro largamente, a lo hondo.
Ritmo de caracola, de mujer en espiral que se vuelve hacia su centro.
He conocido dolores, miedos, sentimientos de pesar. He visto reaparecer tristezas que se hallaban escondidas, dormidas, silenciadas. He respetado mis límites y también los he cruzado.
Pero sobre todo he aprendido a confiar en mi proceso, íntimo, profundo, solitario, único. Y así poder honrarlo como un sagrado momento de transmutación personal.


Honro mi cuerpo, sanando.
Honro sus señales de dolor.
Honro mi impaciencia, maestra implacable.
Honro el descubrimiento de mi tiempo de curación.
Me honro descansando en el silencio profundo de sus tejidos rasgados, cicatrizando.
Honro este florecimiento invernal de las heridas,
renaciendo en la savia profunda y misteriosa de mi eterno amor.


Las heridas sanan, cicatrizan y siempre terminan por florecer.
Pero para ello es necesario recurrir a cada uno de nuestros recursos internos, instrumentos valiosos de curación que hemos atesorado a lo largo de nuestra vida. Así se hicieron presentes, en mi caso, la meditación, las palabras de amadas maestras y maestros y la escucha atenta de los mensajes de mi cuerpo para, de esta forma, hacer espacio suavemente a emociones desconocidas, animarme a soltar viejos hábitos de control y finalmente aceptar mi vulnerabilidad como una fuente fresca y renovada de sabiduría. Dejarme cuidar, abandonar la omnipotencia y aceptar la dependencia necesaria de esos momentos. ¡Pero, sobre todo, permitirme disfrutar de la amorosa compañía de mí misma!


He vivido este invierno como una loba herida.
He lamido y llorado cada cicatriz.
He sido salvaje, rebelde, desolada.
He regado con las flores de mi instinto el hielo de tanto desamor.
Pude reconocerme huérfana y habitante de mi cuerpo desmadrado.
Y luego, poco a poco, me dejé llevar por mi regazo.
Me acuné hasta dormirme.
Soñé mi propio nacimiento.
Y me parí.
Rosada y tibia.
Tan libre, tan mía.


Inquieta como siempre, más allá del reposo y a ritmo de caracola alada, salí a buscar en el bosque nuevas pócimas que ayudaran a sanar, a mirar, a cambiar, a crecer, a renacer de tanto dolor. ¡Y las he encontrado! Vengo a compartirlas una vez más contigo, con toda la manada.
 

Agradezco tu presencia amorosa, tu estar allí acompasando tus pasos con los míos aún sin saberlo.
Vuelvo a seguir tejiendo, junto a ti y tantas otras mujeres, esta red de saberes femeninos.
Seguimos conectadas.

¡Feliz Nuevo Ciclo que se inicia, Feliz Renacer para todas!
¡Bienvenido 2017!


¡Las abrazo con amor y alegría!
Germana Martin

NO HAY AÑOS MALOS por Mamerto Menapace

Mi percepción a medida que envejezco es que no hay años malos. Hay años de fuertes aprendizajes y otros que son como un recreo, pero malos no son. Creo firmemente que la forma en que se debería evaluar un año tendría más que ver con cuánto fuimos capaces de amar, de perdonar, de reír, de aprender cosas nuevas, de haber desafiado nuestros egos y nuestros apegos.
Por eso, no debiéramos tenerle miedo al sufrimiento ni al tan temido fracaso, porque ambos son sólo instancias de aprendizaje.
Nos cuesta mucho entender que la vida y el cómo vivirla depende de nosotros, el cómo enganchamos con las cosas que no queremos, depende sólo del cultivo de la voluntad.
Si no me gusta la vida que tengo, deberé desarrollar las estrategias para cambiarla, pero está en mi voluntad el poder hacerlo.
Ser feliz es una decisión, no nos olvidemos de eso.
Entonces, con estos criterios me preguntaba qué tenía que hacer yo para poder construir un buen año porque todos estamos en el camino de aprender todos los días a ser mejores y de entender que a esta vida vinimos a tres cosas: A aprender a amar, a dejar huella y a ser felices.
En esas tres cosas debiéramos trabajar todos los días, el tema es cómo y creo que hay tres factores que ayudan en estos puntos:
Aprender a amar la responsabilidad como una instancia de crecimiento. El trabajo, sea remunerado o no, dignifica el alma y el espíritu y nos hace bien en nuestra salud mental. Ahora el significado del cansancio es visto como algo negativo, de lo cual debemos deshacernos, y no como el privilegio de estar cansados porque eso significa que estamos entregando lo mejor de nosotros. A esta tierra vinimos a cansarnos...
Valorar la libertad como una forma de vencerme a mí mismo y entender que ser libre no es hacer lo que yo quiero. Quizás deberíamos ejercer nuestra libertad haciendo lo que debemos con placer y decir que estamos felizmente agotados y así poder amar más y mejor.
El tercer y último punto a cultivar es el desarrollo de la fuerza de voluntad, ese maravilloso talento de poder esperar, de postergar gratificaciones inmediatas en pos de cosas mejores. Hacernos cariño y tratarnos bien como país y como familia, saludarnos en los ascensores, saludar a los guardias, a los choferes de los micros, sonreír por lo menos una o varias veces al día. Querernos. Crear calidez dentro de nuestras casas, hogares, y para eso tiene que haber olor a comida, cojines aplastados y hasta manchados, cierto desorden que acuse que ahí hay vida.
Nuestras casas, independientes de los recursos, se están volviendo demasiado perfectas que parece que nadie puede vivir adentro.
Tratemos de crecer en lo espiritual, cualquiera sea la visión de ello. La trascendencia y el darle sentido a lo que hacemos tiene que ver con la inteligencia espiritual.
Tratemos de dosificar la tecnología y demos paso a la conversación, a los juegos “antiguos”, a los encuentros familiares, a los encuentros con amigos, dentro de casa. Valoremos la intimidad, el calor y el amor dentro de nuestras familias.
Si logramos trabajar en estos puntos y yo me comprometo a intentarlo, habremos decretado ser felices, lo cual no nos exime de los problemas, pero nos hace entender que la única diferencia entre alguien feliz o no, no tiene que ver con los problemas que tengamos sino con la ACTITUD con la cual enfrentemos lo que nos toca.
Dicen que las alegrías, cuando se comparten, se agrandan. Y que en cambio, con las penas pasa al revés. Se achican.
Tal vez lo que sucede, es que al compartir, lo que se dilata es el corazón. Y un corazón dilatado esta mejor capacitado para gozar de las alegrías y mejor defendido para que las penas no nos lastimen por dentro."
 

Mamerto Menapace
Monje benedictino y escritor argentino.
 

Arte: Fernando Olivera

LA MUJER SE DARÁ CUENTA DE QUE NO HA SIDO ABANDONADA... por Marion Woodman

En algún momento, en medio de la angustia y de la ira, la mujer se dará cuenta de que no ha sido abandonada por el hombre que ama. Ese hombre no tiene forma humana. Nunca la tuvo. Lo que ella ha hecho es proyectar una imagen interior. Su espejo se ha roto en mil pedazos y puede optar por morir o aceptar la realidad. Y lo que ocurre en realidad es que no sufre por ese hombre en particular. Sufre por su amante perfecto y por la hermosa mujer que era cuando estaba enamorada. Enfrentada a su verdad desnuda, sufre por su propia niña, la niña que abandonó la primera vez que se dispuso a complacer a papá.
Esa niña -con toda su fe y su amor infantiles- es la misma que llora sumida en su soledad. A pesar de ser vulnerable, la niña tiene que tener fe en la vida para que la mujer logre algún día que su esencia madure.
 

Marion Woodman
Los frutos de la virginidad
Arte: Mateo Arfanotti

ESTA VEZ NO ME VOY A ESCONDER DETRÁS DE LA MÁSCARA... por Marion Woodman

«Esta vez no me voy a esconder detrás de la mascara. Esa mascara no puede relacionarse con nadie porque es incapaz de sentir. Sé que tengo que estar en contacto con lo que siento. Tengo que sentir mi vulnerabilidad y dejar que los demás sepan lo vulnerable que soy.»

Marion Woodman
Los frutos de la virginidad
Arte: Mateo Arfanotti

TU CUERPO por Germana Martin


Tu cuerpo
Florece
Irradia
Gesta
Cuida
Goza
Crece
Se fortalece
Se expande
Duele
Ama
Crea
Sana
Tu cuerpo dice tu voz
para nacerte viva,
para parirte entera.

©Germana Martin
 
Arte: Tamara Phillips

CADA NIÑO por David Lynch



En un mundo de miedo e incertidumbre como el actual, cada niño debería tener un tiempo al día en la clase para sumergirse dentro de sí mismo y experimentar el silencio -la dicha absoluta-, el enorme depósito de energía e inteligencia que está profundamente adentro de todos nosotros. Esta es la manera de salvar a las próximas generaciones. 

David Lynch

ABRAZAR LA TRISTEZA por Jeff Foster

Tu dolor, tu tristeza, tus dudas, tus anhelos,
tus pensamientos llenos de temor: no son errores,
y no están pidiendo ser ‘sanados’. Están pidiendo ser abrazados.



Jeff Foster
Arte: Evangelina Prieto

RECUPERAR TU ESPÍRITU por Donna Eden

No es sencillo recuperar el espíritu que perdimos hace tiempo, no sólo debido al auténtico dolor que experimentamos en su momento, sino también a que el hecho de permanecer en recuerdos llenos de ira o amargura puede convertirse en un hábito. Es tan fácil que nuestro espíritu regrese a donde hemos enterrado nuestro pasado que la conciencia no capta su energía y al final simplemente nos advierte de que nuestro espíritu se ha instalado en el pasado.
Así, al cabo de un tiempo, ni siquiera tenemos que activar de forma consciente nuestro pasado traumático; se activa automáticamente.
El proceso para devolver esta energía al presente empieza por realizar algunas modificaciones en nuestra conciencia y nuestro vocabulario; dicho de otro modo, debemos ser más listos que nuestro pasado. 
❋Aprende a tomar conciencia, con tanta frecuencia como sea posible, de lo que estás pensando y dónde inviertes tu energía. 
❋Cuando te percates de que has vuelto a sumirte en un recuerdo oscuro, ordena a tu energía que regrese al momento presente diciendo: «Me niego a seguir avanzando en esa dirección. Abandono ese camino de una vez por todas.»
No es necesario que te pongas a gritar de rabia ni a aporrear los cojines del sofá. Puedes desprenderte de esos recuerdos con un toque de humor, con frases como: «¡Otra vez tú! ¡Largo de aquí! No tengo tiempo ni ganas de seguir pensando en ti.»
❋Anímate y no dejes que tu pasado te intimide. Deja de otorgarle poder aferrándote a la idea de que las cosas debieron y pudieron haber sido distintas. Eso no tiene ningún sentido.
❋Cuando adquieras un mayor control sobre tus pensamientos, trata de modificar tu vocabulario. Al referirte a tu vida, procura utilizar el tiempo presente. Ello no significa que no debas evocar tu pasado, pero acostúmbrate a recordar sólo los momentos felices. 
❋Cuando alguien te pregunte cómo estás, responde de modo positivo; ése debe ser tu punto de partida. 
❋Si estás tratando de resolver una crisis que has experimentado recientemente, compártela con otra persona, pero no te recrees en ella. Si el incidente te recuerda «las numerosas ocasiones en que me ocurrió esto», puedes evocar estos momentos si y sólo si estás dispuesta a descifrar el esquema que persiste en tu interior y que desencadena esos recuerdos, y romperlo.
❋Si, después de tu peregrinaje por los recuerdos de tu pasado, emerges sintiéndote una víctima, diciendo «es inútil, haga lo que haga estoy condenada al fracaso», eso significa que no has comprendido el significado de recuperar tu espíritu. Si deseas resolver los traumas de tu pasado debes «viajar por el tiempo» con el sincero propósito de localizar y romper esos esquemas reiterativos, y percatarte de lo que debes aprender en esta vida.

Donna Eden
Medicina Energética
Arte: Imagen tomada de la Web se desconoce su autoría.

NO SOMOS ENGREÍDAS por Marianne Willaimson

No somos engreídas, sino que estamos cansadas, hartas de fingir que somos culpables cuando sabemos que somos inocentes, que somos feas cuando sabemos que somos bellas, que somos débiles cuando sabemos que somos fuertes. Hemos olvidado durante demasiado tiempo que somos majestades cósmicas. Nuestras madres lo olvidaron, sus madres lo olvidaron y las madres de sus madres. Lamentamos sus lágrimas, nos afligimos por su tristeza. Pero ahora, al fin, rompemos las cadenas.

Marianne Williamson
El valor de lo femenino
Arte: Chie Yoshii

¡NUEVO BOLETÍN DE MUJERES EN CÍRCULO! ¡NO DEJES DE SUSCRIBIRTE!

¡A TODAS AQUELLAS AMIGAS QUE YA SE HAN SUSCRIPTO AL BOLETÍN GRATUITO DE "MUJERES EN CÍRCULO", QUIERO CONTARLES QUE YA TIENEN EN SUS CASILLAS DE CORREO EL BOLETÍN NÚMERO 9!

He regresado. Aquí me tienes nuevamente.
Te habrás preguntado dónde estaba. Pues aquí, bien adentro, en mi cuerpo-caracola, en mi cuerpo-nido, sanando.
En lo personal siempre recordaré este año, 2016, como uno de los más intensos y transformadores para mí.
He vivido un profundo proceso de sanación física, emocional y espiritual a partir de la inmensa oportunidad que me ha regalado una lesión en mi pierna. No ha sido grave pero lo suficiente como para detener la marcha y mirar hacia dentro largamente, a lo hondo.
Ritmo de caracola, de mujer en espiral que se vuelve hacia su centro.
Las heridas sanan, cicatrizan y siempre terminan por florecer.
Pero para ello es necesario recurrir a cada uno de nuestros recursos internos, instrumentos valiosos de curación que hemos atesorado a lo largo de nuestra vida.
Inquieta como siempre, más allá del reposo y a ritmo de caracola alada, salí a buscar en el bosque nuevas pócimas que ayudaran a sanar, a mirar, a cambiar, a crecer, a renacer de tanto dolor. ¡Y las he encontrado! Vengo a compartirlas una vez más contigo, con toda la manada.
De ahora en más, en cada Boletín, te llegarán las nuevas propuestas y l@s nuev@s maestr@s que he descubierto y espero se tornen para ti lo que han sido para mí: valiosas herramientas de cambio, de transformación y sanación.
Agradezco tu presencia amorosa, tu estar allí acompasando tus pasos con los míos aún sin saberlo.
 

En este nuevo boletín he compartido interesantes fragmentos sobre Atención Plena (Mindfulness) inaugurando así una nueva sección en el boletín con esta temática.
¡Siempre acompañados con bellas imágenes!
¡También continuamos con la Sección dedicada a brindar material para que aquellas mujeres que lo deseen puedan gestar sus propios Círculos de Mujeres!
Las que tienen Gmail, es probable que les llegue a la pestaña Promociones y a las usuarias de otros Correos puede llegarles a Spam o a Correo no Deseado.
 

AQUELLAS QUE AÚN NO SE HAN SUSCRIPTO PUEDEN HACERLO HACIENDO CLICK EN EL LINK QUE ESTÁ AQUÍ DEBAJO:
https://tinyletter.com/Mujeres-en-Circulo
¡NO OLVIDEN CONFIRMAR LUEGO DESDE SU CORREO ELECTRÓNICO LA SUSCRIPCIÓN!
 

¡PARA CONTINUAR CIRCULANDO JUNTAS NUEVAMENTE, RENACIDAS, EN NUESTRO ESPACIO DE ENCUENTRO: EL BOLETÍN GRATUITO Y LIBRE DE MUJERES EN CÍRCULO!.
¡UN ABRAZO DE LUNAS!

Germana 

LIBERA TU MAGIA por Elizabeth Gilbert (autora de Come, Reza, Ama)



Mira, yo no sé qué tienes tú escondido en tu interior. No tengo manera de saberlo. Es posible que ni tú mismo lo sepas, aunque sospecho que algún atisbo has tenido. No conozco tus habilidades, tus aspiraciones, tus anhelos, tus talentos ocultos. Pero sin duda albergas algo maravilloso en tu interior. Esto lo digo convencida porque, en mi opinión, todos somos portadores de tesoros enterrados. Creo que esta es una de las bromas más antiguas y generosas que le gasta el universo a los seres humanos, y lo hace tanto por su propia diversión como por la nuestra: el universo entierra joyas inesperadas dentro de todos nosotros y luego da un paso atrás y espera a ver si las encontramos.
La búsqueda para desenterrar esas joyas: eso es vivir creativamente.
El valor de emprender esa búsqueda: eso es lo que diferencia una existencia anodina de una especial.
A los a menudo sorprendentes resultados de esa búsqueda es a lo que yo llamo Gran Magia.


Elizabeth Gilbert (autora de Come, Reza, Ama)
Libera tu Magia. Una Vida Creativa más allá del Miedo
Arte: Julï Lesage

PROMESAS PARA RECUPERARNOS DE UNA RELACIÓN ADICTIVA por Robin Norwood


1° Nos aceptaremos totalmente, aunque deseemos cambiar partes de nuestro ser. Existe un esencial amor propio y cuidado de uno mismo que alimentaremos minuciosamente y ampliaremos deliberadamente.
2° Aceptaremos a los otros tal como son, sin intentar cambiarlos para que satisfagan nuestras necesidades.
3° Nos pondremos en contacto con nuestros sentimientos y actitudes sobre cada uno de los aspectos de nuestras vidas, incluida nuestra sexualidad.
4° Amaremos cada uno de los aspectos de nosotras mismas: nuestra personalidad, nuestra apariencia, nuestras convicciones y valores, nuestros logros. Nos valoraremos a nosotras mismas antes de buscar que una relación nos proporcione el sentido de la propia valía.
5° Nuestra autoestima será lo suficientemente grande como para que podamos disfrutar de estar junto a los otros, especialmente de hombres, que están muy bien tal como son. No será preciso que nos sintamos necesitadas para sentirnos valiosas.
6° Nos permitiremos ser abiertas y dignas de confianza con las personas apropiadas. No temeremos ser conocidas a un nivel profundamente personal, pero no nos expondremos a la explotación de aquellos que no se interesan por nuestro bienestar.
7° Aprenderemos a preguntarnos «¿Esta relación es buena para mi? ¿Me permite crecer todo lo que soy capaz?»
8° Cuando una relación sea destructiva, seremos capaces de dejarla sin experimentar una depresión paralizante. Podemos contar con un círculo de amigos y de sanos intereses que nos sostendrán durante la crisis.
9° Valoremos nuestra propia serenidad por encima de todas las cosas. Todas las luchas, los dramas y el caos del pasado habrán perdido su atractivo. Nos volveremos protectoras de nosotras mismas, nuestra salud y nuestro bienestar.
10° Sabremos que una relación, para que funcione, debe plantearse entre dos que compartan similares valores, intereses y objetivos, y que tengan ambos capacidad para la intimidad. También sabremos que merecemos lo mejor que puede ofrecernos la vida.


Robin Norwood
Meditaciones para mujeres que aman demasiado
 
Arte: Leticia Banegas

AHORA por Viginia Satir

Experimenta el maravilloso ahora. Mira lo que has logrado crecer y reconoce que en este instante es lo adecuado. Date permiso de encontrar lo que necesitas y todavía no tienes. Esto depende de tus recursos: tu capacidad de ver y oír, de tocar, de saborear y de oler; de sentir y de pensar, de hablar, de moverte y de escoger. Y dándote cuenta de lo mucho que hay en ti permítete asumir nuevos riesgos y ser más selectivo.
Éste es un proceso diario, semanal o mensual. Lo puedes llamar aprendizaje, lo puedes llamar crecimiento, lo puedes llamar una manifestación feliz de tu poderosa fuerza vital.

Virginia Satir
Vivir para crecer. El maravilloso mundo de tus posibilidades.
Arte: Sonia Koch

EL HOMBRE SALVAJE, LA MUJER SALVAJE. Entrevista a Clarissa Pinkola Estés.


Entrevista a la Dra. Clarissa Pinkola Estés por Bert H. Hoff. Este artículo apareció en la edición de M.E.N. Magazine de Noviembre de 1992.
Traducción al español realizada por Omar Pereira especialmente para Mujeres en Círculo.


Bert: ¿Qué es la «Mujer Salvaje»? 
C.P. Estés: Ella es… Dios.

Bert: ¿Te refieres al descubrimiento de un dios interior?
C.P. Estés: Yo lo diría de un modo algo diferente. Diría que si miras el rostro de una mujer, la divinidad se muestra en él. Ves a esa criatura peluda justo detrás de su semblante, detrás de sus ojos. Si eres una persona inteligente, serás respetuoso. Si no eres una persona inteligente, y la mujer está en su mordaz naturaleza instintiva, puede morderte; o, si ella te tiene miedo, puede huir y no volver a ti nunca más. Si eres respetuoso con ella, volverá, averiguará quién eres y desarrollará una relación contigo.


Bert: ¿Cómo es la «Mujer Salvaje» comparada con el «Hombre Natural» del Iron John de Robet Bly?
C.P. Estés: Siento que aquello que es salvaje es natural. Necesitamos ver y comprender que lo que sea que esté detrás de lo natural es dios. La naturaleza en sí misma es su manifestación. Vemos cosas en la naturaleza que son bellas, como este cielo azul hoy aquí afuera, y eso nos colma de una excitación casi devocional. Cuando vuelvo a mirarlo, aún la siento. He visto este cielo cada día de mi vida y aún estoy impresionada por ello. Eso es lo que es lo salvaje: esta intensa y medicinal belleza. Mirarlo te hace sentir integrado. Oírlo, si se trata del océano o del agua corriendo en un riachuelo, es sentirte integrado otra vez. Ver una tormenta eléctrica, con truenos o rayos, es de algún modo ser energizado por ella. Lo mismo pasa con los tornados y los terremotos, eres sacudido hasta tus propios cimientos por el poder que generan todas estas cosas. Si eso es lo salvaje, y si eso está en cada ser humano, entonces un hombre y una mujer esencialmente no serían diferentes entre sí en su exacto núcleo elemental. Pero, por supuesto, la personalidad y la cultura que maduran alrededor de ellos, tornan las cosas más problemáticas porque hay diferencias extremas en el modo en que se desarrolla la personalidad. Y pienso que la personalidad tiene un tono diferente para hombres y mujeres, en cada época, sin importar la cultura, en cualquier cultura. He vivido con al menos 17 tribus nativas diferentes y, en muchas de ellas, no hay demasiada diferenciación en el modo de sentir que tienen mujeres y hombres jóvenes aunque algunos de sus roles son diferentes.


Bert: ¿Crees que es importante que los hombres lean tu libro?
C.P. Estés: Sí, pienso que sí. Sam Keen y yo tuvimos una conversación acerca de esto. Y también recibí una carta muy linda de Robert Bly un par de semanas atrás diciéndome que el libro le gustó realmente mucho. La gente se lo estuvo recomendando y él, a su vez, lo estuvo recomendando. Siento que los hombres tienen tanto misterio como las mujeres. Una vez que alcancemos cierta cantidad de auto-conciencia y superemos la protección de ciertas “vacas sagradas” de cada género, podríamos tener una conversación real, quizás, por primera vez en todo el universo, en este siglo. ¿Cuál es nuestro interés común? ¿Por qué estamos aquí el uno con el otro? ¿Cuál es la razón de estar con una persona del género opuesto? Sin importar si es en una relación amorosa, o una relación hermano/hermana, o una relación padre/hija, o una relación platónica amigo/amiga. ¿Pero cuál podría ser, podrías decir, el catalizador químico en una relación con “El Otro”? Me gusta que los hombres lean mi libro, y lo hacen. Ellos no sólo lo leen, lo compran para sus amantes y lo leen juntos. Ya sea que su amante sea su esposa o su compañera circunstancial. También he recibido algunas cartas de hombres diciendo: “No diga que escribió este libro para las mujeres. Lo leí y se aplica a mí.” Eso me hace sonreír, porque por supuesto que se aplicaría. Se aplicaría mucho a sus naturalezas femeninas.

Bert: En tu libro hablas sobre el animus, y te preguntas si algunas feministas no han ido demasiado lejos al decir que el animus es inducido culturalmente y hablas sobre mujeres desarrollando un lado masculino.
C.P. Estés: Una de las cosas que veo bastante en las generaciones de mujeres más jóvenes es que ellas no tienen que luchar tanto por su derecho a ser libres dentro de la familia pero todavía tienen que luchar en el mundo externo. Aunque la familia puede haber cambiado, hay muchas personas que no lo han hecho y por ello están luchando para evitar cosas en el mundo externo que intentarían disminuirlas. Me parece que lo que llamamos desarrollo de un lado masculino es la capacidad de tomar ideas de la propia vida interna e implementarlas en el mundo externo; así es como entiendo el desarrollo del lado masculino interior. Su aptitud para manifestarse en el mundo externo; de hablar por sí mismas sobre temas que son importantes; de ser capaces de llevar su libro, su arte, los productos de su imaginación a una forma manifiesta en el mundo externo; de ser capaces de despertarse a sí mismas de situaciones cómodas. Ver qué se necesita en el mundo y ocuparse de ello. Esas son manifestaciones de un adecuado desarrollo del animus. Algunos hombres, como sabes, tienen una naturaleza femenina mucho mayor que otros. Jung dibujó un círculo y lo dividió en cuatro partes, y dijo que un hombre es tres cuartas partes masculino y una cuarta parte femenino. Una mujer es tres cuartas partes femenina y una cuarta parte masculina. Y eso es un buen comienzo. El problema es que él dice que ésta es la manera en que debiera ser pero ésta no es la manera en que es. Es una forma demasiado rígida. Algunos hombres que he conocido son tres cuartas partes femeninos y una cuarta parte masculinos, y su cuarta parte masculina es: ¡fuerte, muy fuerte! Pero ellos tienen un tremendo desarrollo femenino porque son así. Lo es desde las almas, no un revestimiento de la familia cultural. Gloria Steinem es un gran ejemplo de mujer que tiene muchísimo más desarrollado su lado masculino que el femenino. Aunque parece que ahora está llegando el desarrollo de su lado femenino; tiene 55 o 60 años de edad y ahora está llegando. Así que sea lo que sea que tenemos, como tú sabes, nuestra labor en la vida es desarrollarlo hasta su plenitud. Pero además el desafío es desarrollar su equilibrio, lo cual es también desarrollar su opuesto.


LOBA HERIDA de Germana Martin


He vivido este invierno como una loba herida.
He lamido y llorado cada cicatriz.
He sido salvaje, rebelde, desolada.
He regado con las flores de mi instinto el hielo de tanto desamor.
Pude reconocerme huérfana y habitante
de mi cuerpo desmadrado.


Y luego, poco a poco, me dejé llevar por mi regazo.
Me acuné hasta dormirme.
Soñé mi propio nacimiento.
Y me parí.
Rosada y tibia.
Tan libre, tan mía.


©Germana Martin

Arte: Alexandra Bochkareva

EL PERVERSO DESTRUYE CON SONRISAS entrevista a Marie-France Hirigoyen (autora de «El acoso moral»)



Muchos años de consulta viendo gente psicológicamente anulada le llevaron a percibir el error: «El psicoanálisis sólo considera lo que ocurre en la cabeza de un individuo y si éste se deja agredir mentalmente es un cómplice masoquista. Pero eso no es cierto, hay un agresor real que lo ha hecho pedazos». Y advierte: «¡Cuidado! Con el pretexto de la tolerancia nos volvemos indulgentes». En estos tiempos en los que el más admirado es el que sabe disfrutar más y sufrir menos proliferan los perversos, gente sin escrúpulos que se engrandece destruyendo a otros. Individuos ávidos de aprobación y admiración, manipuladores natos que primero seducen y luego vampirizan. «Siga mi consejo: Apártelos de su vida. No tienen remedio.»

¿Se puede destruir a alguien sólo con palabras? Sí, con burlas, sarcasmos, rumores, miradas e insinuaciones; es lo que se llama «acoso moral», y se da en la familia, la empresa y la pareja.

¿Quiénes son los acosadores? Los perversos son gente que quiere poder y que no tiene escrúpulos en utilizar a los otros, que para ellos no son más que objetos.

¿Y cómo son las víctimas? Personas que sienten compasión por los otros y que son muy dinámicas. Poco a poco pierden su dinamismo y entran en la confusión y el desequilibrio al no entender el comportamiento del perverso.

¿Los perversos utilizan a los débiles? No. Sus víctimas suelen tener una fuerte personalidad e inteligencia, por eso quedan atrapadas en las redes del juego del perverso que disfruta con la destrucción moral.

¿Un acosador moral nace o se hace? Suelen ser personas que en su infancia han sido tratadas como objetos, o bien maltratados, o bien idolatrados por la madre.

¿Son enfermos? No, mientras tienen una víctima en la que descargar su perversión ellos están perfectamente equilibrados.

¿Son felices? Son crueles, no tienen emociones, sólo les interesa la apariencia y en el fondo nunca están contentos. Necesitan a los otros.

¿Cómo chupasangres? Exacto, toman la vida, la fuerza y la alegría de los otros porque por ellos mismos no son felices, ni capaces de desenvolverse.

¿Cuál es el proceder de un perverso? Destrucción sistemática de otra persona durante un largo periodo mediante sobreentendidos, alusiones, descalificación, desprecio, vacío. Una sutil estrategia para confundir al otro. Y si el otro se queja, el perverso lo acusa de susceptible. Siempre niegan el conflicto. Si no hay culpa, no hay sufrimiento.

¿Por qué se cae en sus redes? Además de ser muy seductores, se muestran débiles, sensibles y necesitados, y nos volcamos para ayudarles. Utilizan hábilmente el lenguaje para confundir al otro.

¿Cómo? Dan mensajes contradictorios; no terminan las frases y están llenos de insinuaciones, de manera que el otro nunca está seguro de lo que sienten. A menudo mienten.

¿Y son conscientes? No, actúan así para sobrevivir, porque tienen la impresión de que están en peligro. Pero saben cuándo exceden los límites. Jamás usan un comportamiento violento si se saben observados.

¿Son envidiosos? Mucho, ese sentimiento les hace avanzar: la sensación de que el otro posee lo que ellos no tienen. Pero su inteligencia es estratégica y destruyen con sonrisas.

¿Son aduladores? Siempre se someten a la autoridad. Son sumisos con el poder aunque lo critiquen.

¿Tienen sentido del humor? Son más bien sarcásticos y pueden ser muy ácidos. Y tienen fobia al compromiso, a todo los que les puede vincular a otro: matrimonio, hijos... Temen ser invadidos.

Pobres, ¿tienen cura? No. Mientras tienen una víctima no se deprimen y no tienen problemas de conciencia, así que jamás acuden a un especialista.

¿Son tenaces con sus víctimas? Muy tenaces, les interesa que la víctima permanezca junto a ellos porque la necesitan. Si les abandona se sienten mal, pero tienden a buscar rápidamente a otra.

¿Cuál es la visión del mundo del perverso? Sólo le interesa el poder y el reconocimiento social, pero lo disimula, se queja a menudo de la vida y es muy negativo.

¿Si leen esta entrevista, se reconocerán? No, verán a otros reflejados. Pero la gente de su entorno sí los reconocerá.

¿Cómo sacárselos de encima? Es muy difícil porque el agresor nunca abandona a su víctima, y cuando ésta intenta marcharse la culpabiliza.

Y si es un inevitable compañero de trabajo, ¿cómo convivir? Entendiendo que su comportamiento es patológico y que no va a cambiar. Si no puede apartarse de él, utilice la política del pato.
¿Del pato? Que todos los insultos y humillaciones te resbalen. Nunca hay que entrar en su juego: la escalada de violencia. El agresor pretende que la víctima se convierta también en agresor. Intenta invertir aparentemente la situación y demostrar que el otro es el violento. ¡Muy malos! Otro placer de los perversos es hacer perder a la víctima su sentido moral.


¿Cómo curar a una víctima? Normalmente hace falta que otra persona le haga ver qué tipo de relación tiene; que pierda el sentimiento de culpa y recupere la confianza en sí misma. El agresor se ha dedicado a hacerle sentir que no es nadie, que es un incompetente, y las personas quedan muy maltrechas en su amor propio. Así que si percibe actitudes perversas, denúncielas.

¿Hace falta un especialista? Sí, porque es muy importante mostrar a la víctima cuál es su punto débil, eso es lo que le ha hecho caer en manos del acosador.

¿Y cuál suele ser el punto débil? Una falta de confianza en uno mismo por una herida de la infancia. El perverso es muy hábil percibiendo la fragilidad del otro.

¿Cómo defenderse legalmente? Lo más importante es educar en decir no y formar especialistas que puedan intervenir. En el mundo laboral hay que crear una ley contra el acoso moral y estamos en ello.

Entrevista realizada por Ima Sanchis para La Vanguardia a Marie-France Hirigoyen, psiquiatra, psicoanalista y psicoterapeuta de familia, autora del libro «El acoso moral. El maltrato psicológico en la vida cotidiana».

SI ESTÁS CONFUNDIDO, CELÉBRALO por Jeff Foster

Si estás confundido, celébralo. Porque en este momento eres libre de tener que saber, estás liberado de la carga de ser un experto. No hay ningún paso que dar de la confusión hacia la claridad; claramente ves la confusión, y así es que la claridad ya está aquí.

Si dudas, celébralo. Porque te has permitido seguir siendo curioso y no te has conformado con respuestas de segunda mano, ni te has estacionado en conclusiones anquilosadas. Eres libre de tener que sentirte seguro, el arma más poderosa que utiliza el ego.

Si sientes miedo, celébralo. Te estás moviendo hacia lo desconocido, abandonando el mundo familiar, el mundo agonizante, el mundo viejo. Estás parado frente a lo nuevo. El miedo y el entusiasmo están tan cerca, aquí. La ilusoria armadura del yo separado se está desmoronando; la vida está inundándolo todo.
Si sientes ira, celébralo. Siente su furia, su poder, el grito de un velociraptor. La vida está surgiendo a través tuyo, cruda, sin filtros. Estás a punto de encontrar tu canción, luchando por una causa con pasión, poniéndote de pie en nombre de aquellos que no tienen voz.

Si te sientes perdido, celébralo. En cada gran viaje, el héroe pierde su camino a veces. ¡Piérdete, y encuéntrate a ti mismo! Encuentra la presencia, el aliento, el latir del corazón ancestral. Atrévete a dar el paso gigantesco de no saber qué paso dar; un paso perfecto. Confía en el dudar también. Y tu camino te encontrará, momento a momento.

Si sientes tristeza, celébralo. No estás adormecido. No has cerrado tu corazón a lo indeseable. Estás completamente abierto a la vida, sensible. Esta vieja amiga ha venido a ti por ayuda. Ella no es un error. Ella sólo busca un poco de la calidez de tu presencia.
Si sientes que no puedes celebrar la vida, celébralo. Estás siendo honesto, estás diciendo la verdad de este momento, tus ojos están abiertos.

Jeff Foster
Arte: Leah Dorion

UNA VERDADERA SANADORA por Jeff Foster

Una verdadera sanadora no te sana; ella simplemente te refleja de vuelta tu capacidad innata de sanar. Ella es un reflector, o una transparencia amorosa.
Una verdadera maestra no te enseña; nunca te ve como intrínsecamente separado de ella. Simplemente te refleja de vuelta tu propio conocimiento interior, y te recuerda la inmensidad de tu ser. Ella es un espejo, un indicador.
Y el amor es el espacio en donde todo esto es posible; el amor sana, y aprendemos mejor en un campo amoroso, sin la amenaza del fracaso, sin castigo.


Jeff Foster
Arte: Leah Dorion

SÉ COMO EL CIELO por Jeff Foster

Sé como el cielo.
Mantente presente. Sé la presencia misma.
Sé lo que eres.
Deja que la lluvia, la nieve, la tormenta más feroz,
pasen, momento a momento.
Eres capaz de soportarlo todo.
Fuiste construido para vivir.
Respira en tu dolor.
Oxigena tu tristeza.
Invita a que tu presencia consciente se sumerja en tu rabia.
Confía en lo que hay aquí.
Confía en que pasará.
Confía en que tú permanecerás.
Confía en lo que siempre tienes.
Confía en que a veces
olvidas como confiar.
Confía en tus dudas.
Confía en lo que viene.
Confía en lo que se va.
Inhala.
Exhala.
Inhala.
Exhala.
Descansa en tu naturaleza inmutable.
Sé como el cielo.
Mantente presente. Sé la presencia misma.
Sé lo que eres.
Inmenso. Libre. Y excepcionalmente valiente.


Jeff Foster
Arte: Carl Gorman

ACEPTEMOS NUESTRO MEJOR ESFUERZO por Melody Beattie



No tenemos que hacer las cosas mejor de lo que podemos, nunca. Has las cosas lo mejor que puedas por el momento, luego déjalo ir. Si necesitamos volverlas a hacer, podremos hacerlas lo mejor posible en otro momento, después.
No podríamos hacer más ni mejor las cosas de lo que somos capaces de hacerlas en este momento. Nos castigamos a nosotros mismos y nos volvemos locos esperando más de lo que razonablemente podemos hacer mejor por ahora.
Esforzarse por la excelencia es una cualidad positiva.
Esforzarse por la perfección es autoderrotista.
¿Quién nos dijo que esperaba que hiciéramos y diéramos más? ¿Quién nos privó siempre de su aprobación?
Llega un momento en que sentimos que hemos hecho las cosas lo mejor posible. Cuando llegue ese momento, déjalo ir.
Hay días en que pensamos que hemos hecho las cosas mejor que nunca y el resultado puede ser inferior a lo que esperábamos. Deja ir esos momentos también. Vuelve a empezar mañana. Trabajemos hasta que se vuelva mejor lo mejor que podemos hacer las cosas.
Hay momentos para la crítica constructiva, pero si eso es lo único que nos damos a nosotros mismos, nos daremos por vencidos.
Concedernos autoridad y hacernos cumplidos a nosotros mismos no nos hará flojos. Nos nutrirá y nos hará capaces de dar, de hacer y de ser lo mejor.


Melody Beattie
"El lenguaje del adiós"
Arte: Amanda Cass

APRENDE A DECIR NO por Melody Beattie

Para muchos de nosotros, la palabra más difícil de decir es una de las más cortas y fáciles del vocabulario: No. Anda, dilo en voz alta: No.
No, fácil de pronunciar, difícil de decir. Nos da miedo caerle mal a la gente, o nos sentimos culpables. Podemos creer que un "buen" empleado, hijo, padre, cónyuge o cristiano nunca dice no.
El problema es que si no aprendemos a decir no, dejamos de caernos bien a nosotros mismos y a la gente a la que siempre tratamos de complacer. Quizá incluso lleguemos a castigar a los demás a causa del resentimiento.
¿Cuándo decimos no? Cuando realmente queremos decir no. Cuando aprendemos a decir no, dejamos de mentir. La gente puede confiar en nosotros, y nosotros podemos confiar en nosotros mismos. Pasan todo tipo de cosas buenas cuando empezamos a decir lo que queremos.
Si nos asusta decir no, podemos darnos algo de tiempo. Podemos tomarnos un descanso, ensayar la palabra y volver para decir no. No tenemos que brindar largas explicaciones por nuestras decisiones. Cuando podemos decir no, también podemos decir sí a lo bueno. Nuestros noes y nuestros síes empiezan a ser tomados en serio. Ganamos control sobre nosotros mismos. Y es entonces cuando aprendemos un secreto: que en realidad no es tan difícil decir "no".
Hoy diré no si eso es lo que quiero.


Melody Beattie
"El lenguaje del adiós"
Arte: Amanda Cass

APRENDE A DECIR SÍ por Melody Beattie

Hablemos de otra palabra importante: Sí.
Podemos aprender a decir Sí a a las cosas que nos hacen sentir bien, a lo que queremos, para nosotros mismos y para los demás.
Podemos aprender a decir sí a la diversión. Sí a las reuniones, a llamar a un amigo, a pedir ayuda.
Podemos aprender a decir sí a las relaciones sanas, a la gente y a las actividades que nos convienen.
Podemos aprender a decir sí a nosotros mismos, a lo que queremos y necesitamos, a nuestros instintos y a la guía de nuestro Poder Superior.
Podemos aprender a decir sí cuando sentimos que es correcto ayudar a alguien. Podemos aprender a decir sí a nuestros sentimientos. Podemos aprender a identificar cuándo necesitamos dar un paseo, tomar una siesta, que nos froten la espalda o comprarnos flores. Podemos aprender a decir sí al trabajo que nos gusta. Podemos aprender a decir sí a todo lo que nos nutre y alimenta. Podemos aprender a decir sí a lo mejor que pueden ofrecernos la vida y el amor.
Hoy diré sí a todo lo que me hace sentir bien y siento que es conveniente.


Melody Beattie
"El lenguaje del adiós"
Arte: Amanda Cass

DISFRUTE por Melody Beattie


La vida no es para soportarla, es para disfrutarla y abrazarla.
La creencia de que debemos encogernos de hombros y vivir una existencia de escasez y privaciones para tener nuestra "recompensa en el Cielo" es una creencia codependiente.
Y sin embargo, la mayoría de nosotros todavía tenemos temporadas en que la vida es estresante y reta a nuestra habilidad para soportarla. Pero en la recuperación estamos aprendiendo a vivir nuestra vida, a disfrutarla y a manejar las situaciones como vienen.
Nuestras habilidades de supervivencia nos han servido bien. Nos han acarreado en tiempos difíciles, de niños y de adultos. Nuestra capacidad para congelar sentimientos, negar problemas, privarnos a nosotros mismos y lidiar con el estrés nos han ayudado a llegar a donde estamos hoy.
Pero ahora estamos a salvo. Estamos aprendiendo a hacer algo más que sobrevivir. Podemos dejar ir conductas de supervivencia enfermizas. Estamos aprendiendo maneras nuevas, mejores, de protegernos y cuidar de nosotros mismos. Estamos libres para sentir nuestros sentimientos, identificar problemas y resolverlos, y darnos a nosotros mismos lo mejor. Estamos libres para abrirnos y sentirnos vivos.
Hoy dejaré ir mis habilidades para soportar y sobrevivir. Escogeré un nuevo modo de vivir, uno que me permita estar vivo y disfrutar de la aventura.


Melody Beattie
"El lenguaje del adiós"
Arte: Amanda Cass

DEJAR IR LA RESISTENCIA por Melody Beattie


No tengas tanta prisa por seguir adelante.
Relájate. Respira hondo. Sé. Permanece en armonía hoy. Guarda una actitud abierta. Hay belleza a nuestro alrededor y en nuestro interior hoy. Hay un propósito y un significado en el día de hoy.
El día de hoy tiene importancia, no tanto por lo que nos suceda, sino por cómo respondamos.
Deja que transcurra el día de hoy. Aprendemos nuestras lecciones, resolvemos cosas, cambiamos de una manera sencilla: viviendo plenamente nuestra vida hoy.
No te preocupes por los sentimientos, problemas o regalos del mañana. No te preocupes si podremos confiar en nosotros mismos, en la vida o en nuestro Poder Superior mañana.
Todo lo que necesitemos hoy nos será dado. Esa es una promesa, de Dios, del Universo.
Siente los sentimientos de hoy. Soluciona los problemas de hoy. Disfruta los regalos de hoy. Confía en ti mismo hoy, en la vida y en tu Poder Superior.
Adquiere el arte de vivir plenamente el hoy. De absorber las lecciones, la curación, la belleza, el amor de que disponemos hoy. No tengas tanta prisa por seguir adelante. No hay prisa. No podemos escapar; tan sólo posponemos. Deja ir los sentimientos; respira en paz y en curación.
No tengas tanta prisa por seguir adelante.
Hoy, no correré de mí mismo, de mis circunstancias o de mis sentimientos. Estaré abierto a mí mismo, a los otros, a mi Poder Superior y a la vida. Confiaré en que al enfrentar el hoy al máximo de mi capacidad, adquiriré las destrezas que necesite para encarar el mañana.


Melody Beattie
"El lenguaje del adiós"
Arte: Amanda Cass

SI TENEMOS CUERPO, SOMOS BAILARINES... Gabrielle Roth


Si tenemos cuerpo, somos bailarines. El poder para mover el cuerpo en ritmo está en nosotros. El poder para ser sensuales y tener orgasmos plenos mora en cada uno. El poder para estar en armonía con el ritmo de la vida, con sus olas y ciclos, nos pertenece por derecho propio. Este es el poder de ser, la presencia y el carisma que tanto deseamos.
A medida que liberamos el cuerpo para dar lugar alpoder de ser, empiezan a fluir todo tipo de sentimientos: antiguos, nuevos, oscuros y luminosos. Estar vivo es peligroso. Significa sentir, y sentir cosas que tal vez preferíamos no sentir o que creíamos que jamás sentiríamos. Estar vivo significa poseer un corazón y expresarlo. Al liberar el cuerpo, liberamos el corazón para que experimente el poder de amar.

Gabrielle Roth
Mapas al éxtasis. Enseñanzas de una chamán urbana
 

Arte: Holly Sierra

HONRO A MI CUERPO, SANANDO por Germana Martin



Honro mi cuerpo, sanando
Honro sus señales de dolor
Honro mi impaciencia, maestra implacable
Honro el descubrimiento de mi tiempo de curación
Me honro descansando en el silencio profundo de sus tejidos rasgados, cicatrizando.
Honro este florecimiento invernal de las heridas, 

renaciendo en la savia profunda y misteriosa de mi eterno amor.

©Germana Martin
abrazada a mí misma

Arte: Christien Dutoi

NO HABLES CON TU HIJA SOBRE SU CUERPO por María Montessori


No hables con tu hija sobre su cuerpo.

No hables con tu hija sobre su cuerpo, salvo para enseñarle cómo funciona. No hables con tu hija sobre su cuerpo. No le digas nada si ha perdido peso. No le digas nada si ha subido de peso. Si crees que el cuerpo de tu hija se ve genial, no lo digas. He aquí algunas cosas que puedes decirle en su lugar:

“¡Te ves muy saludable!”, es una muy buena opción.

¿O qué tal: “Te ves muy fuerte”? O: “Se nota que eres feliz : brillas”. Mejor aún: halaga algo en ella que no tenga nada que ver con su cuerpo.

Tampoco hagas comentarios sobre el cuerpo de otras mujeres. No. Ni uno solo; ni positivo ni negativo. Enséñale a ser amable con los otros, pero también a ser amable consigo misma.
No te atrevas a hablar sobre cuánto odias tu cuerpo frente a tu hija, o a hablar sobre tu nueva dieta. Mejor aún, no hagas dieta frente a tu hija. Compra comida saludable. Prepara comidas saludables. Pero, no digas “por ahora no estoy comiendo carbohidratos”. Tu hija no debe de pensar que los carbohidratos son malos, porque sentir vergüenza por lo que comes solo se traduce en sentir vergüenza de ti misma.


Anima a tu hija a correr porque eso la hace sentirse menos estresada. Anímala a subir montañas porque no hay ningún lugar mejor para explorar su espiritualidad que la cima del universo. Anímala a surfear, a escalar paredes o a andar en bicicleta de montaña porque la atemoriza, y eso a veces es algo bueno.
Ayuda a tu hija a amar el fútbol, a remar o el hockey, porque los deportes hacen de ella una mejor líder y una mujer más segura de sí misma. Explícale que no importa qué edad tenga, nunca dejará de necesitar saber jugar bien en equipo. Nunca le hagas jugar o practicar un deporte que no adore por completo.


Demuéstrale que las mujeres no necesitan de un hombre para mover muebles. Enséñale a cocinar. Herédale la receta de tu mamá de ese pastel de café de Navidad. Herédale tu amor por pasar tiempo al aire libre.
Quizá tú y tu hija tengan muslos gruesos o una caja torácica ancha. Es fácil odiar estas partes del cuerpo tan lejos de la talla cero. No lo hagas. Dile a tu hija que, si quiere, con sus piernas puede correr un maratón, y que su tórax no es otra cosa que un buen estuche para cargar unos pulmones fuertes. Puede gritar, puede cantar y puede levantar el mundo, si quiere.


*Recuérdale a tu hija que lo mejor que puede hacer con su cuerpo es usarlo para mover su hermosa alma.*

María Montessori
Arte: Erika Husselmann

SOMOS SANADORAS ESPIRITUALES... por Marianne Williamson


"Somos sanadoras espirituales vestidas con disfraces mundanos. Tratamos de encontrar un marco masculino para nuestros poderes femeninos, pero no sé muy bien por qué. Debemos dirigir con el poder de nuestra inteligencia femenina y permitir que surjan nuevas profesiones a su alrededor. Primero, hemos de comprometernos de corazón a sanar el mundo, entregarnos a la idea de que hemos nacido mujeres para hacerlo. Esta toma de conciencia libera un poder que se abre paso a través de la confusión y las energías más bajas del mundo, para crear las circunstancias que nos ayuden en nuestra tarea más elevada.
Conozco a muchas mujeres que ya viven en sintonía con su radar femenino, al mismo tiempo que están entregadas a profesiones mundanas. Forjan caminos de participación femenina en la danza del mundo. Conocen el propósito fundamental de su carrera, el mismo que el de su cuerpo y sus relaciones: hacer el trabajo de la Diosa, hacer lo que puedan para dar a luz un mundo nuevo. En última instancia no importa si creamos una empresa, cuidamos un niño, producimos una película o preparamos una sopa. Lo que de verdad importa es que lo hagamos con amor."


Marianne Williamson
El Valor de lo Femenino
Arte: Tascha Parkinson

EL VIAJE DE LA MUJER HEROÍNA. ENTREVISTA CON MAUREEN MURDOCK (psicoterapeuta junguiana y educadora)



Todo empieza con una sensación de vacío, un sentimiento de vacío común en todas las mujeres de este tiempo “que las hace sospechar que su naturaleza femenina, al igual que Perséfone, se ha ido al infierno”. Este es el punto de partida del trabajo de Maureen Murdock, cuya obra “Ser Mujer. Un Viaje heroico” ha conseguido inspirar a miles de mujeres en todo el mundo y es un best seller internacional.

Murdock es escritora, psicoterapeuta junguiana y licenciada en terapia familiar, especializada en Desarrollo Humano. En su trabajo como terapeuta de mujeres, observó en ellas una pauta de insatisfacción constante por los éxitos profesionales, que describían como una sensación de aridez o vacío, de muerte espiritual, junto con la pregunta ¿para qué sirve todo esto?. Según la psicoterapeuta norteamericana, es aquí cuando se revela la búsqueda de la mujer hoy en día, la búsqueda del abrazo a su naturaleza femenina, de aprender a valorarse como mujer y a curar la herida de lo femenino. Se trata de un profundo viaje interior cuyo punto de llegada es un ser humano integrado, equilibrado y completo. Maureen Murdock representa este proceso como un viaje mítico que, en parte, evoca al modelo de búsqueda heroica descrita por Joseph Campbell, pero con etapas y lenguaje peculiares y propios para las mujeres.

Este proceso se inicia cuando la mujer rechaza su naturaleza femenina, identificada por miles de años de patriarcado como pasiva, voluble, débil, inferior, dependiente, demasiado emotiva e improductiva. En su afán por librarse de estas asociaciones negativas, las mujeres se han ido identificando progresivamente con los valores masculinos de nuestra cultura, generando un desequilibrio interno dentro de sí que las ha dejado marcadas y heridas. Así, muchas mujeres que han hallado reconocimiento en una sociedad dominada por los hombres, al final, éste “éxito” les ha resultado insuficiente e, incluso, destructivo. El hecho de tomar conciencia de todo esto, permite a la mujer reconectarse de nuevo con lo femenino, hasta alcanzar su plenitud personal.

Y, ¿cómo describe Maureen Murdock todo este proceso? En primer lugar, el viaje comienza con la búsqueda de la identidad de la mujer (puede producirse por muchas circunstancias: una enfermedad o un accidente, el final de una relación, la muerte de un padre o un hijo, un sueño frustrado, insatisfacción, etc.), cuando el “viejo ser” ya no vale y la mujer empieza un descenso hacia su interior, un camino de vagar sin rumbo, de pena y de rabia, de destronar reyes, de buscar los pedazos perdidos de una misma y de encontrarse con la sombra femenina. En este período, se empieza a curar la herida que resultó del rechazo inicial de lo femenino, la ruptura madre/hija, y se comienzan a nutrir los propios sentimientos, la intuición, la sexualidad, la creatividad o el sentido del humor. Y, también, las ganas de hacer proyectos creativos, de conectar con la naturaleza, de descubrir el cuerpo y de disfrutar de la compañía de otras mujeres. Es una etapa de decisiones.

EL CENTRO DE LA CRUZ por Paule Salomon



¿Y si el resplandor espiritual descansa en lo más recóndito del sexo y del vientre de la mujer? ¿Y si le corresponde a ella hacerlo surgir de las mutilaciones y las culpas? La sacerdotisa reconocida deja entonces paso a un nuevo sacerdote, no el de la castración y el hábito, sino un hombre de una inmensa dulzura aliada con su fuerza, capaz de acoger a una mujer y dejar que ella lo acoja para compartir el infinito del amor. El trayecto del amor romántico al amor consciente abre el camino a una nueva espiritualidad.

LAS MUJERES GUARDIANAS
En la gran empresa de laminado de la era patriarcal, la mujer no sólo ha sido despojada de todo valor y sometida al yugo, a la ley de lo masculino; también ha perdido su valor como iniciada o, al menos, lo ha sumergido en las aguas del inconsciente. Como Blancanieves o la Belladurmiente, es la princesa dormida, protegida de un destino más funesto merced a ese mismo sueño. Duerme y vela a un tiempo, como la semilla enterrada en el suelo durante las heladas del invierno, y aguarda la primavera de su alma. La mujer se resguarda y deposita en lo más hondo de su corazón el mensaje del amor, y nadie sabe quién vendrá a liberarla. Es la historia del Grial y de los caballeros que buscan la copa de la feminidad, el vaso sagrado.
Sin embargo, los caballeros de la Mesa redonda desaparecieron en el horizonte. No volverán, pues no compete a los hombres salvar el alma enferma del mundo, enferma por falta de amor. Las mujeres empiezan a saber que el caballero, el príncipe esperado, surgirá en ellas, y que la espera ha de sufrir una conversión: de exterior a de pasar a ser interior.
Se escucha una música muy lejana, aún quejumbrosa, doliente y disonante. La de las mujeres que se alzan y se despiertan en un ballet incierto. Estas mujeres, ¡qué incompletas y mutiladas están! ¡Cómo se buscan, se autodestruyen y se destruyen entre ellas, ignorantes de su belleza y hermandad! Sin embargo, las manos se levantan, se unen, esbozan la forma de una copa, hacen nacer un sol. Ese sol palidece y parece que va a desaparecer, pero de nuevo brilla por encima de las cabezas. Los cantos se hacen más melódicos, más poderosos. Una ola cae como lluvia fecundante sobre la sedienta humanidad. El canto del ser se extiende e irriga todas las almas. La esperanza de este mundo está en manos de las mujeres.


SOY MUJER por Alejandra Pizarnik


Soy mujer. Y un entrañable calor me abriga cuando el mundo me golpea. Es el calor de las otras mujeres, de aquellas que hicieron de la vida este rincón sensible, luchador, de piel suave y corazón guerrero.

Alejandra Pizarnik
Arte: Margarita Sikorskaia

DEJA IR LA URGENCIA por Melody Beattie



Una cosa a la vez.
Eso es todo lo que tenemos que hacer. No dos cosas a la vez, sino una cosa hecha en paz.
Una tarea a la vez. Un sentimiento a la vez. Un día a la vez. Un problema a la vez. Un paso a la vez.
Un placer a la vez.
Relájate. Deja ir la urgencia. Empieza calmadamente ahora. Toma una solo cosa a la vez.
¿Ves cómo todo se arregla?
Hoy haré en paz una sola cosa a la vez. Cuando tenga dudas haré primero lo primero.


Melody Beattie
El lenguaje del adiós
Arte: Lucy Campbell

FORTALEZA por Melody Beattie


No siempre tenemos que ser fuertes para ser fuertes. A veces, nuestra fortaleza se expresa siendo vulnerables. A veces, necesitamos deshacernos en pedazos para rehacernos, y seguir sobre el camino.
Todos tenemos días en que no podemos empujar más duro. En que no podemos contener las dudas en nosotros mismos, en que no podemos dejar de concentrarnos en el miedo, en que no podemos ser fuertes.
Hay días en que no podemos concentrarnos en ser responsables. Ocasionalmente, no queremos quitarnos el pijama. A veces, lloramos delante de los demás. Exponemos nuestro cansancio, nuestra irritabilidad o nuestra ira.
No tienen nada de malo esos días. No tienen nada de malo. Parte de cuidar de nosotros mismos significa darnos permiso de "deshacernos" cuando lo necesitamos. No tenemos por qué ser torres perpetuas de fortaleza. Somos fuertes. Lo hemos probado. Seguiremos siendo fuertes aunque tengamos el valor de permitirnos sentirnos temerosos, débiles y vulnerables cuando necesitamos experimentar esos sentimientos.


Melody Beattie
El lenguaje del adiós
Arte: Olesya Serzhantova

CONEXIÓN ENTRE MUJERES por Anne Wilson Schaef


Como mujeres, tenemos una gran capacidad de conexión unas con otras. Nos han educado para ser competitivas con otras mujeres y verlas como enemigas y competidoras.
También hemos sido educadas para ver a las demás mujeres como inferiores y se nos ha dicho que, si queríamos salir adelante, necesitábamos identificarnos con los hombres, o incluso volvernos como ellos o ser como ellos quieren que seamos. Todo ha sido muy confuso. Frecuentemente nos hemos sentido solas y aisladas.
Un factor principal de nuestra curación ha sido reconocer que somos mujeres y buscar la conexión con las demás. Nos vemos reflejadas en sus historias, y nuestra soledad cambia entonces en sentimiento de relación.
No estoy sola. Otras mujeres comparten mis experiencias. Curación y actitud de conexión son lo mismo.


Anne Wilson Schaef
Meditaciones para mujeres que hacen demasiado
Arte: Leticia Banegas

CANCIÓN DEL YO: LA ABUELA por Alma Luz Villanueva


Rodeada por mis escudos estoy.
Rodeada por mis hijos estoy.
Rodeada por el vacío estoy.
Soy el vacío.
Soy la matriz de la memoria.
Soy la oscuridad floreciente.
Soy la flor, carne primera.

En la oscuridad total habito-
-allí, contemplo el despliegue de la creación allí,
sé que empezamos y acabamos-
-sólo para empezar, una y otra vez-, otra vez.
En esta oscuridad estoy volviéndome,
volviéndome hacia un nacimiento:
el mío -una abuela recién nacida soy, mamando luz.
La serpiente del arco iris me cubre, de la cabeza a los pies,
en círculos sin fin -me cubre,
para que pueda yo vivir siempre, en esta forma u otra.
La piel que deja atrás resplandece con la pregunta,
con la respuesta, con la promesa:
«¿Te acuerdas de mí?»
«Siempre soy mujer.»
«La carne es flor, para siempre.»

Entro en la oscuridad, para entrar en el nacimiento,
para vestirme con el arco iris,
para oírla sisear con fuerza, claramente,
en mi oído interior: amor.

Estoy girando en espiral, estoy dando vueltas,
estoy cantando esta Canción de la Abuela.
Estoy recordando para siempre, de donde somos.

Alma Luz Villanueva
"Espejo del yo" , Christine Downing y Otros.
Imagen: Abuela Margarita, fotografía tomada de la Web.

DEL AMOR HUMANO por Robert A. Johnson


La gente queda tan hastiada de los ciclos y callejones sin salida del romance, que comienza a preguntarse si existe algo que sea "amor". Pues sí, existe. Pero a menudo debemos efectuar cambios de actitud muy profundos antes de poder apreciar qué es el amor y hacerle un espacio en nuestras vidas.
El amor entre seres humanos es una de las realidades absolutas de la naturaleza humana. Del mismo modo que el alma - Psique - era una de las deidades del panteón griego, también lo era el amor: se llamaba Eros. Los griegos entendían que, como un arquetipo del inconsciente colectivo, el amor era a la vez eterno y universal en la humanidad. Para ellos, eso bastaba para considerarlo un dios.
Dado que el amor es un arquetipo, tiene un carácter propio, trazos específicos, su propia "personalidad". Igual que un dios, el amor se comporta en el inconsciente como una "persona", un ser separado de la psique. El amor se diferencia del ego; el amor existía antes de que le ego ingresara al mundo. Cuando mi ego parta, el amor seguirá aquí. No obstante, el amor es algo o "alguien" que vive dentro de cada cual. El amor es una fuerza que actúa desde adentro, permite que el ego mire fuera de sí mismo, para ver a nuestros semejantes como algo a ser valorado y tratado con cariño, no apenas algo para ser usado.
Por lo tanto, cuando digo que "amo", no soy yo quien ama sino, en realidad, es el Amor que actúa a través de mí. El amor no es algo que hago sino algo que soy. El amor no es un quehacer sino un estado del ser: un vínculo, una ligazón con otro ser mortal, una identificación con él o ella que simplemente fluye dentro de mí y a través de mí, independientemente de mis intenciones o mis esfuerzos.

ENTREVISTA A MARION WOODMAN SOBRE ADICCIÓN Y ESPIRITUALIDAD


Rachel V: En La Virgen embarazada usted habla de cómo la curación tiene que venir a través de la herida. Esa paradoja me recuerda los comentarios de Cristo acerca de cómo los débiles pueden confundir a los fuertes.

Marion: El débil confunde a los fuertes. El yo consciente puede saber exactamente lo que quiere, puede moverse en la dirección correcta a lo largo de toda la vida de manera muy fuerte, dirigido a un objetivo y en un camino ambicioso, pero inconscientemente, un lado infantil de la personalidad puede abatir al yo. De hecho, hundirá al yo, a menos que esto se reconozca.
El lado débil es el lado adictivo, así que sólo funcionará el tratamiento con ese lado inmaduro / infantil que el individuo es en última instancia. La cadena es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil. Es ese lado débil el que está involucrado con la divinidad, tal como yo lo veo. Esa parte infantil tan incontrolable, tan exigente y tan tiránica, es al mismo tiempo la que trae alegría y creatividad a la vida. Es el alma que no será silenciada. Enterrada en la materia, anhela el espíritu. Un anhelo de alcohol simboliza un anhelo de espíritu. Piense en los griegos con Dionisos, el dios de la vid. La intoxicación y la experiencia trascendente con el dios estaban íntimamente conectadas.
Piense en el simbolismo en la misa cristiana, donde el vino se convierte en la sangre de Dios y el pan en el cuerpo de Dios, el espíritu y la materia. Los alcohólicos anhelan el espíritu por estar tan sumidos en la materia, pero cometen el error de concretar esa búsqueda en el alcohol. Tal vez si ellos realmente entendieran lo que anhelan y pudieran entrar en el reino de la imagen, el reino del alma, entonces algo muy diferente podría comenzar a suceder.
¿Qué es esta terrible hambre en una adicción? Es como si toda nuestra civilización estuviera alimentando el hambre, no para satisfacernos, sino para hacernos más hambrientos. Ese es el sentido del “Yo quiero más, más, más de todo”. En los trastornos de alimentación, anorexia, bulimia, usted encuentra la misma impulsividad. Los adictos hacen todo lo posible para disciplinarse a sí mismos y pueden hacer un muy buen trabajo de 7 de la mañana a 9 de la noche. Luego se van a dormir. La fuerza de su yo se viene abajo y de repente emerge el inconsciente. Tan pronto como hace erupción el inconsciente con todos sus impulsos instintivos, el yo pierde el control. A continuación, la adicción se convierte en un tirano. Su voz es la de un niño perdido muerto de hambre: “Yo quiero, yo quiero, yo quiero, y voy a tener.” Hay una instancia de lo débil que confunda al fuerte.