PROMESAS PARA RECUPERARNOS DE UNA RELACIÓN ADICTIVA por Robin Norwood


1° Nos aceptaremos totalmente, aunque deseemos cambiar partes de nuestro ser. Existe un esencial amor propio y cuidado de uno mismo que alimentaremos minuciosamente y ampliaremos deliberadamente.
2° Aceptaremos a los otros tal como son, sin intentar cambiarlos para que satisfagan nuestras necesidades.
3° Nos pondremos en contacto con nuestros sentimientos y actitudes sobre cada uno de los aspectos de nuestras vidas, incluida nuestra sexualidad.
4° Amaremos cada uno de los aspectos de nosotras mismas: nuestra personalidad, nuestra apariencia, nuestras convicciones y valores, nuestros logros. Nos valoraremos a nosotras mismas antes de buscar que una relación nos proporcione el sentido de la propia valía.
5° Nuestra autoestima será lo suficientemente grande como para que podamos disfrutar de estar junto a los otros, especialmente de hombres, que están muy bien tal como son. No será preciso que nos sintamos necesitadas para sentirnos valiosas.
6° Nos permitiremos ser abiertas y dignas de confianza con las personas apropiadas. No temeremos ser conocidas a un nivel profundamente personal, pero no nos expondremos a la explotación de aquellos que no se interesan por nuestro bienestar.
7° Aprenderemos a preguntarnos «¿Esta relación es buena para mi? ¿Me permite crecer todo lo que soy capaz?»
8° Cuando una relación sea destructiva, seremos capaces de dejarla sin experimentar una depresión paralizante. Podemos contar con un círculo de amigos y de sanos intereses que nos sostendrán durante la crisis.
9° Valoremos nuestra propia serenidad por encima de todas las cosas. Todas las luchas, los dramas y el caos del pasado habrán perdido su atractivo. Nos volveremos protectoras de nosotras mismas, nuestra salud y nuestro bienestar.
10° Sabremos que una relación, para que funcione, debe plantearse entre dos que compartan similares valores, intereses y objetivos, y que tengan ambos capacidad para la intimidad. También sabremos que merecemos lo mejor que puede ofrecernos la vida.


Robin Norwood
Meditaciones para mujeres que aman demasiado
 
Arte: Leticia Banegas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tus huellas...